Cinco maneras originales de jugar con tus hijos

Los niños siempre encuentran un buen momento para divertirse y jugar. No te quedes mirándoles, y únete a ellos. Tiene muchos beneficios participar en los juegos de tus hijos, además de que pasaréis un rato muy divertido. Si no sabes por dónde empezar, te vamos a dar algunas ideas de juegos para niños con los que os divertiréis en casa y en el exterior.

1. Conoce la naturaleza

A los niños les encanta hacer cosas nuevas y salir a explorar por ahí. Convertiros juntos en auténticos aventureros haciendo actividades al aire libre y buscando conocer cada planta o animal que veáis. Es una mezcla entre la yincana y juegos de orientación, pero no tiene porqué ser una competición, aunque sí así lo queréis se pueden hacer equipos.

Se trata de que busquéis una zona al aire libre, donde haya diferentes plantas y podáis disfrutarlo más. Con una cámara de fotos o con el móvil, tenéis que ir fotografiando lo que os vayáis encontrando y, por supuesto, apuntad su nombre. Cuando tengáis todas las fotografías, podéis indagar más información en casa mirando en el buscador. De esta forma, el niño aprenderá más sobre la planta o animal en cuestión.

Es una forma diferente de jugar con tus hijos y de que conozca de primera mano lo que le rodea. Es una actividad ideal para niños a partir de cuatro o cinco años, aunque puedes adaptarlo a cualquier edad.

2. Los clásicos de siempre

Los juegos de mesa vuelven a estar de modaLas tardes de juegos de mesa no se han pasado de moda, ni mucho menos. Lo analógico sigue gustando y es una forma perfecta de pasar tiempo con tus hijos. Desempolva el viejo Monopoly, el Quién es quién y otros clásicos juegos de tu trastero. Por supuesto, no olvides otros clásicos como el parchís, la oca o el dominó. Puedes actualizar esos juegos, personalizándolos a tu gusto o con imágenes propias para hacerlos más divertidos.

Los puzzles también son una excelente opción con la que además podrán aumentar su creatividad y coordinación. Hasta los más pequeños se pueden divertir con ellos, y no tienes por qué comprar los típicos, puedes diseñarles uno con su foto o con sus personajes favoritos de ficción. Son también un buen pasatiempos para llevar fuera de casa.

En las típicas tardes de piscina, también vas a necesitar un plan para cuando salgan del agua. El “Twister” sigue estando de moda entre los jóvenes y no tan jóvenes. Otro clásico son las toallas o mantas con carreteras. Así los más pequeños pueden jugar con sus coches de juguete y estar entretenidos durante horas.

3. Deporte juntos, más diversión

Está claro que los juegos físicos siempre conllevan mayor cansancio. Si lo que quieres es que gasten todas sus energías, hacer deporte con ellos puede ser una muy buena opción como juego. Además podrás mantenerte en forma y hacerlo juntos para que sea mucho más entretenido. Eso sí, ten en cuenta su edad y los límites que puede conllevar.

La escalada está de moda últimamente y hay que aprovecharlo si te gustan las alturas. Para los niños, puede ser una actividad muy beneficiosa porque ayuda a desarrollar una mayor coordinación psicomotriz. Todo lo que sean actividades para estimularles será positivo para ellos. También hay muchos ejercicios para mejorar el equilibrio, la coordinación y la concentración.

Si por el contrario, quieres que tus hijos aprendan a relajarse y tener mayor control sobre sí mismos, podéis hacer juntos yoga. Con ejercicios de yoga, aprenderá a respirar y a tener mayor concentración.

4. No perder el norte

Los juegos de orientación para niños son un clásico que nunca falla y que les encanta. Jugando a este tipo de juegos, desarrollan su conocimiento y su capacidad para tomar decisiones. En función de la edad y de cuántos participéis, podéis hacer los juegos de día o de noche y poner mayor o menor dificultad.

El primer paso es crear un mapa del lugar donde vayas a realizar la actividad. Colocamos cada pista en el mapa para que tengan que encontrarlo y una vez lo encuentren tendrán la pista del próximo lugar. En el último sitio donde quieras finalizar la actividad, puedes poner una prenda (un pañuelo, por ejemplo) o algún pequeño obsequio como premio por haber finalizado con éxito.

Con este tipo de juegos para jugar con tus hijos, conseguirás que aprenda a orientarse mejor e interprete los mapas. Es una forma educativa y diferente de organizar actividades con él para que no deje de aprender.

5. Refuerza su aprendizaje con la lectura

La lectura puede ser un juego muy entretenido entre padres e hijosSi todavía no sabes cómo jugar con tus hijos, a veces la solución más sencilla puede ser la correcta. A los niños les encantan las historias divertidas y cuentos fantasiosos que recrean con amigos después jugando. Puedes fomentar su imaginación y creatividad con juegos de lectura.

Con juegos de lectura para niños, ayudas a que refuerce sus conocimientos con la lectura. Es una actividad que pueden hacer hasta los más pequeños, pero siempre adecuándolas en función a su edad y conocimiento. Si todavía no saben leer, es mejor enseñarles con cuentos sencillos y que tengan muchos dibujos. Por ejemplo: con cuentos personalizados, puedes crear la historia que quieras y poner imágenes del niño o de sus personajes favoritos, para que muestre más interés.

Interpretar cuentos, inventarlos o dibujar lo que leemos en la historia son solo algunas ideas que puedes llevar a cabo para divertiros juntos. Conseguirás que refuerce lo aprendido y le animarás a tener la lectura como hábito diario.

Ahora es momento de llevar a cabo estas ideas y elaborar juegos con tus hijos. ¿Por cuál empezáis?

Cinco maneras originales de jugar con tus hijos
5 (100%) 6 votes

Port Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.