Cómo organizar a los invitados en una boda

La preparación de una boda puede resultar agotadora, porque son muchos detalles a tener en cuenta. Una de las tareas más laboriosas es la organización de los invitados en el convite. ¿Mezclar familiares y amigos? ¿Los niños con sus padres o en mesa aparte? Son muchas preguntas que necesitan respuesta y, seguro, encontrarás la mejor solución. Mientras tanto, podemos ayudarte con algunas ideas para organizar a los invitados de boda y cómo hacer un seating plan de boda original.

Unos por aquí, otros por allá

Para poder organizar a los invitados, primero debes tener una lista casi definitiva de todos los asistentes al convite. Solo así podrás empezar a distribuir a los invitados en cada mesa. Aunque hoy día existen aplicaciones y programas para hacerlo de manera online, muchas personas siguen utilizando todavía el sistema de papel, boli y pósits de colores.

Antes de distribuir a los invitados es fundamental conocer cómo van a ser las mesas: redondas o cuadradas, y su capacidad. Después solo tendrás que ir distribuyendo a los invitados. La mesa de los novios debe estar colocada de tal manera que todos tengan una buena visibilidad. Normalmente, las mesas más cercanas a estos suelen ser de familiares cercanos a la pareja. Ten en cuenta la afinidad de las personas que vayas a poner en una misma mesa. Es mejor que se conozcan o que tengan una amistad previa, porque resulta incómodo para ellos sentarse con alguien desconocido.

Qué hacer con los niños en una boda es otro punto a tener muy en cuenta. Algunos optan por ponerlos en la misma mesa con sus padres, sin embargo, otros prefieren hacer una mesa infantil con los niños invitados. Para que estén controlados y sus padres puedan cenar tranquilos, normalmente, se contrata un animador o cuidador para que esté pendiente de ellos durante el evento. Así los niños están entretenidos todo el tiempo con actividades y disfrutando con el resto.

Seating plan: elabora el mapa perfecto

Cuando tienes claro dónde se va a sentar cada invitado, el siguiente paso es hacer un seating plan de boda. Debemos diferenciar bien este concepto de otro muy parecido: sitting. Este último corresponde a los marcasitios que hay en las mesas del convite para que sepa cada invitado exactamente dónde se sienta. Sin embargo, el seating plan es el lugar donde se encuentra el ‘mapa’ con la distribución de todas las mesas.

Antes era un simple tablón con el orden de las mesas, ahora existen muchas formas de hacerlo diferente. Si eliges un hilo conductor en tu boda, puedes adaptarlo en función a ese hilo. Estas son nuestras ideas para hacer un seating plan de boda original:

  • Da la ‘chapa’: sobre un gran tablón, divídelo con el número de las mesas que vaya a haber en total. En cada grupo, pon el nombre de los invitados sobre una chapa personalizada. Es una opción diferente, sencilla y económica, si no quieres gastarte demasiado en el montaje del seating.
  • Una buena ‘cosecha’: si la celebración tiene lugar en un entorno de viñedos o en una bodega, las botellas vacías pueden ser un aliado perfecto. En un espacio decorado con tonos cobrizos, sitúas las botellas vacías. Cada botella es una mesa y será en la etiqueta donde pongas los nombres de los invitados.  
  • Nombres en el viento: una de las ideas más imaginativas es la de colocar móviles. Primero busca un lugar bonito, normalmente eligen una zona con árboles para colocar los móviles y que de ellos cuelguen la lista de nombres de cada mesa. También puedes hacerlo con un toque musical. Coloca cada listado de mesa en una línea del pentagrama, simulando una nota musical.   
  • Echar raíces: con un hilo temático natural, la flora es una de nuestras aliadas para hacer el seating más especial. Se trata de organizar un pequeño espacio floral con macetas. Cada maceta simboliza una mesa y, sobre ella, puedes personalizarla con los nombres en el propio macetero u optar por escribir los nombres en palitos y clavarlos en la tierra de la misma.
  • Un invitado, un detalle: cuando no hay un gran número de invitados, puedes permitirte ser más creativo e invertir en cada detalle. Si por ejemplo, escogéis una temática viajera, podéis colocar el nombre en minimaletas de cartón. Para las bodas marítimas, qué mejor que barquitos de papel con los nombres de cada invitado y el número de mesa.

No olvides que la clave es hacerlo cuanto más personal, mejor. Se trata de hacer algo diferente e impactar con ideas originales.

Sin orden, pero sin caos

No tienes por qué establecer un orden entre los invitados si no quieres. Una boda sin seating plan no es ningún drama. Al revés, puede ser una oportunidad para hacerla diferente y con otro planteamiento.

Si decides inclinarte por una boda más informal, el convite tipo cóctel es la mejor opción, pero sin olvidarte de mesas y sillas para todos, porque llegado el momento harán falta. Para no separar a nadie, es mejor que las mesas sean más grandes. Este tipo de celebraciones es ideal cuando no son muchos invitados, porque favorece la interacción entre todos. Sin embargo, si es una boda numerosa puede resultar un poco caótica.

Es una decisión muy importante, por lo que debéis estar seguros en cualquier caso para que ese día todo salga bien. Si todo sale como lo planeado, será un éxito y conseguirás sorprender y agradar a tus invitados.

Cómo organizar a los invitados en una boda
4.8 (96.67%) 6 votes

Port Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.